martes, 28 de septiembre de 2010

Un día de primavera

Era como un día de primavera cualquiera, solo que llovía y el sol se escondía tras unas espesas nubes. Tampoco se veían muchas flores y corría una pequeña brisa que se introducía entre los ropajes de la gente. Los conejos se escondían en sus madrigueras, las aves en sus nidos y las abejas en sus panales. Vamos, que era invierno.

sábado, 25 de septiembre de 2010

Sueños en la noche (I)

No suelo recordar mis sueños. Generalmente, los dejo en la cama y me olvido de ellos. En cambio, el de hoy, aunque no del todo completo, lleva dando vueltas en mi cabeza todo el día.
Al comienzo del sueño me encontraba yo frente a tres pequeñas habitaciones. Las tres con una cuna a cada lado del cuarto y un recién nacido en cada una de ellas.
El sueño informó a mi subconsciente de que los seis pequeños se trataban de mis nuevos hermanos. Entré en una de las habitaciones y un flashback al más puro estilo Lost me mostró que habían nacido de dos en dos, siendo así colocada cada pareja en una habitación.
Por lo visto, mi misión consistía en vigilar cuál de cada pareja moría primero y cuál era el superviviente natural. Cruel, lo sé; pero en el sueño ni siquiera me inmuté, era como si tuviera que ser así, algo natural.
Salí de la primera habitación y entré en la del medio. En la cuna de la derecha me encontré con una niña rubia de ojos grandes. Pese a haber nacido hace apenas unas horas, bajó de la cuna, señaló al otro bebé y, hablando, trató de convencerme de que no debía esperar a que muriera ninguno de los dos, puesto que era ella quién debía sobrevivir. Yo no la hice caso y la devolví a su cuna.
En la tercera habitación tan sólo encontré a mis otros dos hermanos durmiendo, por lo que fui a ver a mi madre, que guardaba reposo en su cuarto. Allí pensé que tal vez aquella niña superdotada aprovecharía su precocidad para atacar al otro chiquillo. Corriendo, llegué a la habitación y comprobé que el bebé seguía con vida, al contrario que dos de sus hermanos, ya fallecidos.
Recordé al bebé de pelo moreno que compartía habitación con la niña y me di cuenta de que no tenía sentido alguno que murieran aquellas criaturas. Así, cogí con cuidado a los cuatro niños y los llevé con mi madre. No tenía por qué preocuparme, sabía que aquel pequeño no iba a morir. Los bebés recibieron sus nombres y Natalia, la niña rubia, comenzó a hablar alegremente. Así terminó el sueño; no supe qué pasó con los dos pequeños que no pudieron comenzar a vivir.
El caso es que en el mundo de los sueños sentí alegría por el desenlace, pero en el mundo real no puedo parar de pensar en la pérdida de aquellas pobres criaturas.

martes, 21 de septiembre de 2010

Sé lo que hice el último verano

Hoy acaba oficialmente el verano. Hay quien dirá "bien". Hay quien dirá "mal". Yo simplemente digo que el verano, como ha hecho siempre, nos deja para dar paso al otoño y volver con fuerza el próximo año.
Siempre que éste empieza intento planteármelo como el mejor verano posible para luego, al finalizar, darme cuenta de que simplemente ha sido uno más. Este año no voy a planteármelo así, para nada. Ví en la tele que una manera de alcanzar la felicidad consistía en recordar cada noche todas las cosas buenas que te habían sucedido en el día. Yo he decidido hacerlo con estos meses y ha dado muy buen resultado. Aquí os dejo mi lista:
  • Andreu Buenafuente leyó su carta perdida y me hizo una pequeña reseña vía twitter, regalándome ilusión y bastante publicidad a mi blog. Aún le sigo agradecido.
  • He tenido el honor de capitanear a un equipazo que consiguió quedar tercero de Europa en los Juegos Fisec 2010, celebrados en Tours (Francia).
  • He retomado el blog con muchas ganas, motivado por la llegada de los primeros seguidores y el placer de ver que esto marcha con buen rumbo.
  • He conseguido mi primera (futura) publicación en una revista online. (Ya habrá más información sobre esto).
  • Participé en el rodaje de Torrente 4, pudiendo descubrir mejor este mundo del cine que tanto adoro. Ha sido además mi primer trabajo oficial, con su correspondiente (y sencillo) sueldo. Si quieres saber más, lee mi post sobre ello.
  • Pude hacerme una foto con Anna Simón (tan maja como guapa) y entregarle además su carta de agradecimiento personalmente.
  • David Broncano se unió a otros lectores como Buenafuente o Ana Morgade y se dió una vuelta por este blog para leer su post, haciéndome un ilusionante RT en su twitter.
  • He visto crecer mi familia con mi nuevo primito Jaime, del que os he hablado hace poco.

Seguramente me deje muchas cosas, como la buena gente que he conocido este verano, los buenos ratos en la piscina con los amigos y otros tantas cosas.

En definitiva, el verano se acaba, pero no el sol. El sol brillará siempre que tú quieras que lo haga.

lunes, 20 de septiembre de 2010

Vote for Pixelillo

Hace ya un tiempo os recomendé un blog que cumplía seis añazos en la red. Su nombre, Diario de un Pixel; su autor, Alberto Cabello (@pixelillo en la red). Si te lo perdiste, puedes verlo aquí.
El caso es que hoy nos ha sorprendido con la maravillosa noticia de que su blog va tercero en los premios Bitácoras. ¡Tercero! Qué grande, ¿no? Pues gente, no nos conformemos. ¡Hagámosle gigante! Ayudémosle a que gane su merecido primer puesto. Votemos por él.
Podéis ver aquí su post sobre la experiencia, así como la explicación para la recogida de votos.
Insto de nuevo a que os animéis a echarle un vistazo. Vale la pena.

jueves, 16 de septiembre de 2010

La familia crece

Vengo de ver la cosa más bonita del mundo. Se llama Jaime y nació hace tan solo tres días. Pesa cuatro hermosos kilos y tiene la misma cantidad de pelo que tenía yo con dos años; todavía es pronto, pero insistiré en el que le peinen con cresta. Por el momento no da guerra, se queda tranquilamente vigilando y observándolo todo o durmiendo mientras mueve sus bracitos al ritmo de sus sueños.
Hoy, mientras le veíamos dormir, lucíamos todos una sonrisa boba, de esas que aparecen cuando ves una obra maestra. ¿Qué queréis? Es nuestro pequeñín, nuestro nuevo machote, y todos le queremos muchísimo. ¡Bienvenido a la familia!
Dejo una canción que dedicó el rapero Nach a su sobrino y cuya letra, personalmente, me encanta:

video

martes, 14 de septiembre de 2010

#PleaseDalaiFollowBroncano

David Broncano está haciéndose notar, y eso me gusta. El artista está llevando a cabo una campaña en Twitter para conseguir que el Dalai Lama (sí, hasta este tiene Twitter) le siga. El budista, por su parte, no se ha dignado a hacer declaraciones. ¿Acaso estará meditando sobre ello? Ni idea.
En cualquier caso, no os preocupéis. He visto el futuro, y me he tomado la molestia de hacerle una foto. Cuidado, contiene spoliers:

Tanta gente no podíamos estar equivocada. Aporta tu granito de arena para que ésto sea posible.
Pon un #PleaseDalaiFollowBroncano en tu Twitter.

PD: Lo sé, os habéis quedado flipando. Tengo una cámara que fotografía palabras.

viernes, 10 de septiembre de 2010

Fisec 2010 (I): antecedentes

Me parece increíble que no haya escrito sobre esto hasta ahora. Tal vez, como se trataba de una de las más alucinantes vivencias de mi vida, no me he atrevido a tratar con ello antes, pero ya no se puede rehuir más. He decidido que lo voy a escribir por partes; hay mucho que contar y no quiero saltarme ningún detalle.
Como tal vez alguno sepa, este año acudí a un campeonato escolar internacional de baloncesto, que se celebró en la bonita ciudad de Tours (Francia). Antes de marcharme, escribí un post en el cual pedía que el viaje no fuera simplemente un deporte, sino algo que además me hiciera crecer como persona. Y, efectivamente, así fué.
El caso es que nuestro equipo, el Obispo Perelló, un humilde equipo de colegio marchaba a tierras extranjeras para disputar unos de nuestros sueños: los Juegos Fisec 2010. Teníamos buenos antecedentes. Habíamos sido subcampeones de España en las categorías de alevín e infantil, y habíamos conseguido alzarnos como Campeones de España la pasada temporada en los Juegos EMDE celebrados en Málaga, consiguiendo con ello un puesto en este internacional y haciendo Historia (con mayúscula) en nuestro colegio.
Teníamos un buen equipo, ilusión y ganas de disfrutar. Todos vivíamos un bonito romance con el baloncesto; pero ninguno pudo imaginar lo que realmente llegamos a conseguir...

domingo, 5 de septiembre de 2010

¡Vuelve Buenafuente!

Esta madrugada, después del merecido descanso veraniego, vuelve lo bueno; la tele de verdad. El entretenimiento en superlativo. ¡Vuelve Buenafuente!
Vuelve Andreu, que tanta ilusión me ha traído este verano leyendo su carta perdida, comentándola y regalándome con ello los primeros lectores y seguidores de este blog. Se lo agradecí en su momento (clic aquí si te lo perdiste), y hoy lo vuelvo a hacer.
Vuelve Berto Romero, del que aplaudo su chispa y rapidez para el chiste, su creatividad cómica y su don para la canción humorística (espero que esta nueva temporada traiga más). Aún sigo buscando en cada óptica sus magníficas gafas sin lentes.
Vuelve Ana Morgade, la chica que más sonrisas me arranca. Adoro el buen rollo que transmite, sus análisis, su entrega con sus seguidores en el twitter y el magnífico Doblao Flamenco (del que tendremos más entregas esta temporada). Le agradezco sinceramente también su paso por este blog.
No me olvido tampoco de Joan Eloi, ese gran músico. Ni de Álvaro Carmona y sus cosas. Ni de los excelentes guionistas del programa y todo el equipo técnico.
Todos ellos forman parte de mi lista de gente que quiero conocer, y sé que algún día lo haré. De momento, comenzaré disfrutando de su vuelta esta noche.

jueves, 2 de septiembre de 2010

Figúrate, figurante

Hace ya tres días tuve la suerte de estar como figurante en la nueva película de Torrente. La verdad, no creo que se me vea; pero a mí, que me gusta mucho el tema del cine y la televisión, me pareció una muy buena experiencia.
En los dos días que estuve de rodaje grabaron escenas con un coche (supongo que no puedo desvelar muchos datos) y mi misión era la de sorprenderme, flipar o cabrearme con ello.
Hubo derrapes, golpes, atropellos y roturas de cristal. Incluso tiraron un coche al vacío delante de nuestras narices. Debo destacar la labor de los especialistas que hicieron un trabajo increíble y eficaz (conseguían las tomas a la primera) y fueron capaces de soportar un calor inhumano esperando sobre el capó ardiente de un coche, así como varios cortes.
Por supuesto, también tuve el honor de ver a Santiago Segura, que se le veía serio y muy atento a todo. Tal vez por ello no encontré momento oportuno para hacerme una foto con él (bueno vale, me achanté).
Con quien sí conseguí foto fué con Paquirrín, quien justamente grababa cuando yo me iba y pude pillarle "in extremis". Debo decir que es un chico realmente simpático, no puso ninguna pega para la foto (de hecho llegó a darme él las gracias) y bromeó cuando le pidieron algunos autógrafos.
Una grata experiencia en la que aprendí algunas cosillas más del cine, gané un dinerito extra y me llevé unos diez besos gracias a las tomas repetidas.
Si tenéis curiosidad por algo, ¡no dudéis en preguntar!


PD: Os dejo la página web de la agencia que me llevó a ésto, por si alguno se anima: http://www.asgcineypublicidad.com/